Pastoral Nuevos Creyentes

Jesús le dice a Pedro: si me amas apacienta mis ovejas y le dice también apacienta mis corderos. Desde ese entendimiento,  esta pastoral inicia procesos con las personas que se nos acercan por primera vez, hasta convertirlos en el poder de la palabra de Dios y del Espíritu Santo en discípulos practicantes del evangelio de Jesús.

 

Son tres los procesos que facilitamos para los nuevos creyentes:

 

Fiesta en el cielo: La biblia dice que hay fiesta cielo cuando un pecador se arrepiente. Nosotros organizamos una celebración con las personas que hacen su declaración para con Dios y les celebramos su llegada a la iglesia con música, comida y una fiesta.

 

Plan Discipulado: Nuestro propósito es convertir a cada nuevo creyente en un discípulo práctico dentro del reino de DIOS, para esto, nuestro plan de discipulado tiene tres niveles, en el último nivel cada creyente hace su examen de dones, talentos, habilidades y ministerios, una vez recopilada la información se envía al ministerio de Banco de Recursos, para que sean canalizados a los diferentes ministerios donde estas personas pueden desarrollar sus áreas de pasión.

 

Procesos Des-culturización: Creemos que cada persona en C.C.S.,  debe decidir su permanencia de hecho y palabra en todo cuanto somos y hacemos. Por la naturaleza y especificidad el ser parte nuestra, requiere que las personas pasen un proceso de des-culturización, donde miran y escuchan lo que hacemos y lo que somos. La mayoría de personas pasan bien el proceso y se enrumban con C.C.S. al cumplimiento de su meta, otras personas por su bagaje tradicional deciden ser parte de otras congregaciones acorde a su cultura.