¿Cuál Es El Modelo o Tipo De Iglesia Que El Rey Quiere Para Esta Comunidad?

Esa es la pregunta que nos hicimos desde el inicio. Con esta breve introducción no se pretende cometer el error de afirmar hemos hallado la respuesta; pero sí parece que Comunidad Cristiana Shalom está por la vereda que la llevará a convertirse en esa iglesia que el rey busca. Una iglesia que se establece y funciona en los valores del reino de Dios como una verdadera expresión de Shalom. Pero ¿Por qué ser una iglesia fundada en justicia?, ¿tiene eso algún atractivo?, ¿promete eso crecimiento numérico y económico? ¿ser una iglesia justa será sinónimo de éxito? Estas preguntas están planteadas desde la perspectiva y/o entendimiento actual de eclesiología e igle-crecimiento.


Un pasaje que creó una divina crisis en nuestra comunidad de fe, el cual se facilitó en nuestro espacio de hermenéutica comunitaria del reino fue: Mateo 25:31. Una separación de izquierda a derecha por causas que nunca antes habían sido revisadas por nosotros. ¿Cómo es posible que para Dios sea más importante dar de comer, visitar enfermos, encarcelados y vestir al desnudos que la liturgia que hacemos en el templo?, definitivamente en este pasaje los que pasaron a la izquierda fue por lo que NO hicieron, y no por lo que sí.

Una iglesia fundada en justicia en Shalom, no podrá nunca competir en este mundo evangélicamente globalizado, sus finanzas no serán más para adornar el salero (el templo) sino para invertir en la gente, sus agendas de trabajo ya no serán definidas por un Staff ajeno a la realidad social, sino que las necesidades del pueblo serán su agenda, una iglesia en justicia se encarna en el dolor de la gente. Una iglesia fundada en justicia es poco atrayente porque su mensaje es confrontativo, porque denuncia la injusticia y pone en evidencia el abuso del poder. Una iglesia en justicia no promueve hombres sobre otros, ni el servilismo ministerial, sino que, coloca a las ovejas del buen pastor en igualdad de condiciones en una verdadera expresión del reino de Dios donde a partir del sacerdocio universal de todos los creyentes, todos y todas son edificados en amor y unidad en medio de la diversidad uno al lado de otro.


Nuestra primera obra de servicio comunitario, fueron dos aulas para la escuela pública de un pueblo vecino. Teniendo nosotros la urgencia de construir algo para nuestra gente, decidimos invertir los recursos en la necesidad de la comunidad, aunque nos quedáramos con las goteras en nuestro techo. Lo que descubrimos es que si invertimos los recursos en las necesidades de la gente, el Reino de Dios nos devolverá con creces todo cuanto necesitamos para cumplir la misión de Dios, porque no es nuestra, es de Él y nosotros los invitados a participar.

El anterior extracto es una reseña de todo cuanto soñamos ser. Han pasado 14 años desde que iniciamos esta re-conversión al cristianismo. Hemos cometido muchos errores, pero de igual manera podemos afirmar que Fraijanes no es lo mismo después de que el reino se promoviera, hemos crecido numéricamente, contamos con facilitadores con los que las ovejas sin pastor se pueden reconectar con el buen pastor: Jesús.


Nuestro fin es poder algún día responder como Jesús a los discípulos de Juan, cuando le preguntaron: ¿Eres tú el Cristo o debemos esperar otro? Jesús responde: ¡vengan y vean!