La Balanza

Desde un entendimiento práctico de la creatividad de nuestro Dios y abonado a eso una profunda reflexión teológica, fue que decidimos variar el esquema tradicional de las estructuras organizacionales, como lo son los organigramas y organogramas. Claro está, que esta estructura al estilo C.C.S. no será aceptada por los profesionales en esta materia, no obstante, para nuestros intereses aplica perfectamente.

Escogimos la balanza por ser un símbolo de equidad y justicia, un sinónimo de SHALOM, esta figura para nosotros tiene la siguiente definición:

 

Su base o fundamento: Es el mensaje central de las escrituras. El reino de Dios y su establecimiento escatológico y presente a través de la comunidad de creyentes redimidos, que en el poder del Espíritu Santo promueven y modelan los valores de este reino.

 

La barra estabilizadora: Habla del Sacerdocio universal de todos los y las creyentes. Esta barra en la dinámica actúa como equilibrio, subordinación y sujeción, esto porque entendemos que las dos áreas principales de la estructura como lo son: el área administrativa gerencial y de negocios, además el área de estrategia ministerial y operativa ministerial, las cuales están siempre lideradas por personas en quienes Dios puso dones y ministerios, los cuales deben desarrollarse y reproducirse. De manera tal que la tensión que se libra en esa barra estabilizadora es en el entendido que hay momentos en que una de las dos áreas debe subordinarse o someterse a la otra área.

 

Las dos básculas: Son los depósitos donde el Espíritu Santo ha delegado sus servidores por área, ministerio, don, pasión, habilidad.

 

La barra vertical del centro: Habla del plan redentivo de Dios a través de su hijo para el ser humano y la creación, nada como iglesia podemos ser y hacer sino pasamos primero por ese proceso de transformación, para después ser usados como esos agentes de cambio. Esta primero el reino, porque este ha sido el plan universal de Dios desde antes de la caída cósmica, ser rey que reina con poder y justicia en su mundo.